Raquel León Lamela | Fijar objetivos y alcanzar metas personales
Raquel León psicología en Santiago de Compostela
psicología, psicologo,
329
single,single-post,postid-329,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
Blog_Retos

Fijar objetivos y alcanzar metas personales

¿Cuántas veces nos hemos propuesto un objetivo? ¿Y cuántas veces lo hemos alcanzado?

Nos marcamos objetivos personales, laborales, para hacer deporte, para sacar mejores notas, para cuidarnos más… y en muchas ocasiones nos vemos incapaces de lograrnos. Entonces llega la frustración y el desánimo.

El principal motivo por el que no cumplimos nuestros objetivos es por la falta de motivación. No nos sentidos igual de motivados en todo momento, especialmente cuando se trata de objetivos complejos que requieren un esfuerzo a medio o largo plazo.

Como psicólogos podemos darte unas claves que te ayudarán a fijar tus objetivos y, sobre todo, a alcanzarlos con éxito.

– En primer lugar debemos analizar nuestro objetivo. Debemos reflexionar sobre lo que deseamos y si realmente es importante para nosotros. Nuestro objetivo debe suponer algo positivo para nosotros, aportar valor a nuestra vida y, sobre todo, nacer de nuestro propio deseo, no de imposiciones externas. Si deseamos algo lucharemos para conseguirlo.

Seamos realistas. Soñar está bien, pero los sueños también tienen que tener un punto de realidad. De lo contrario lo único que conseguiremos es fijarnos objetivos irrealizables que nos llevarán a la frustración personal.

Objetivos a corto plazo. De nada sirve plantearte un objetivo importante si necesitamos mucho tiempo para lograrlo. ¡Ojo! No se trata de renunciar a grandes retos, se trata de dosificar esos grandes retos en pequeños objetivos a corto plazo. Si poco a poco logramos pequeñas metas nuestra motivación se reforzará y nos sentiremos más fuertes para seguir adelante.

Ejemplo: tienes que preparar un examen importante para dentro de unos meses.

Un buen planteamiento será marcarte un número de páginas o temas a estudiar por día.

Escríbelo, míralo, recuérdalo. Es importante que recordemos cada día aquello por lo que estamos luchando. Es útil escribirlo en un papel, en una pizarra, en un póster, en una foto… y situarlo en un lugar visible.

Haz relaciones. Un objetivo supone un mundo alrededor de personas y acciones. Siempre es interesante relacionarse con ese mundo que está alrededor de tus metas. De ese modo conoceremos experiencias ajenas que nos pueden ayudar a lograr nuestros propios objetivos.

Aprende de los malos momentos. En todo recorrido existen buenos y malos momentos. Aprender de los malos nos ayudará a reforzar nuestra autoestima y a motivarnos más de cara a nuestros objetivos. No dejes nunca que la desmotivación te aparte de tus retos.

Con estos prácticos consejos puedes hacerte un pequeño planteamiento para lograr retos. Pero si necesitar asesoramiento o apoyo específico recuerda de los profesionales de la psicología estamos ahí para ayudarte.